En el marco de la Ley de Inclusión el Programa de Integración Escolar adquiere un enfoque inclusivo, que implica un profundo cambio en la mirada. Es necesario transitar desde una visión centrada solamente en el estudiante individual y su déficit o discapacidad, hacia otra que incluya la identificación y eliminación de las barreras el contexto escolar y de la enseñanza, para educar a la diversidad de estudiantes. Los estudiantes que presenten necesidades educativas especiales que requieran de apoyos de carácter permanente asociados a una discapacidad, podrán postular a cualquiera de los establecimientos educacionales que reciban subvención o aportes del Estado.